Processed with VSCO with hb2 preset
Vista hacia de la barra caliente y a la cocina.

Después de vivir la experiencia IKEA que te platiqué en la entrada anterior, quise hacer este pequeño paréntesis foodie porque mientras terminamos de ver el showroom de la primera parte de la tienda, terminamos donde iniciamos, en el área de comida y la verdad es que el window shopping también cansa. Decidimos hacer un break y probar algunos de los alimentos que se servía en la barra de la cocina, misma que reflejaba esos valores de la marca que son sencillez y limpieza al estar expuesta totalmente hacia el área de comensales.

La propuesta culinaria de IKEA es muy sencilla, el menú es variado; hay comidas frías y comidas calientes a un precio que no considero fuera de alcance.

De la barra fría podías elegir entre ensaladas, wraps, baguettes, paninis o bagels. Enseguida un refrigerador con bebidas más “verdes” como tés y jugos, del cual elegí un jugo de pera. En el lado de la barra caliente podías elegir platillos más conocidos como pasta, hamburguesa, papas y nuggets de pollo pero decidí probar algo de origen más nórdico como lo fueron unas albóndigas de pollo con vegetales sazonados y puré de papa con un típico gravy y mermelada. Nada fuera de lo común, pero eso sí, la comida se servía caliente.

Después de que te dan tu comida, eliges si quieres algún postre, alguna galleta o extras. Al final, llegas con tu charola y pagas en caja lo que fuiste agregando durante tu camino por las barras.

Comer en la tienda me recordó a la experiencia Costco, donde después de comprar se te antoja comer porque sabes que los alimentos se hacen ahí mismo, con productos y de la misma tienda y que por lo general la calidad de la comida es buena, que no esperes que sea lo más gourmet, pero creo que a todo mundo nos gusta comer lo suficiente después del hambre que dan las compras, sólo que aquí fue diferente, todavía nos faltaba visitar el Marketplace y después el área del almacén para después pagar y salir.

En general la tienda está diseñada para pasar horas ahí, de las cuales, es inevitable que una de ellas no se dedique a probar estos sencillos y conocidos alimentos.

Nos leemos pronto.

AX.

Processed with VSCO with c1 preset
El menú es muy visible, muestra el platillo y el precio de una manera evidente.
Processed with VSCO with hb2 preset
Las albóndigas que pedí.
Processed with VSCO with c1 preset
No es lo más gourmet, pero creo que no es lo que pretende ofrecer la zona de alimentos de la tienda IKEA.
Processed with VSCO with hb2 preset
Hasta el empaque y su forma, las galletas son visualmente atractivas. (Las compré y las probé, no son lo mejor que haya comido, pero pudo más el impulso y la emoción, Lol)

 

Extra: IKEA ‘Cook This’ Page.

Recientemente vi en un blog la nueva propuesta para cocinar de la marca presentada en el Kitchen Event que se realizó en Canadá, donde de una manera amigable invitan a las personas a vivir la experiencia de cocinar en una hoja de papel encerado en la cual te dice cómo, dónde, y cuánta cantidad de ingredientes colocar en la página para después degustar un platillo hecho por tí mismo.

Me encantó la idea, y más para personas como a mí que no se nos da “taaaanto” eso de la cocina nos inspiremos y hagamos nuestras propias recetas.

 

¿Qué te pareció? Si te gustó el contenido, no olvides compartir.

 

Anuncios

One response to “El momento ‘foodie’ en IKEA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s